NO TE AFERRES A TUS COSMÉTICOS ¡Todos Caducan!

No deberías usar cosméticos caducados, sean cremas hidratantes, maquillajes y/o protectores solares.  Te explicamos por qué ¿?

Una vez que ha finalizado su vida útil, los cosméticos dejan de cumplir su rol.  Es decir, ya no realizan el efecto que nos prometían, en cambio, sí otros efectos que son inseguros para nuestra piel y que nos pueden provocar algún que otro susto y/o sorpresa.

¡Recuerda! la cosmética trabaja con ingredientes como plantas, y otros productos naturales y por lo tanto hay la posibilidad que una vez caducados, aparezcan bacterias; Además de haber perdido su efectividad.

Pasada la fecha de caducidad, los componentes químicos de nuestros productos comienzan a reaccionar de forma diferente. Una vez que abrimos el cosmético, comienzan a acumularse bacterias. Las nuevas reacciones y las bacterias pueden causarnos irritaciones y alergias severas.

¡Cuidado! algunos cosméticos podrían estar caducados, aunque  la fecha de vencimiento no haya llegado. Esto se debe a que la vida útil de un cosmético puede acortarse, si el producto no recibe un almacenamiento y limpieza adecuados.  Algunos síntomas son el cambio de textura, un olor diferente, cambio de color y la fecha de caducidad.

Es básico que guardes tus cosméticos en un lugar frío y seco. Por supuesto  el baño no sería el mejor sitio para almacenarlos.

La vida efectiva de cada producto empieza el día que lo abres para comenzar a utilizarlo. Todos deberían comunicar en su etiqueta su fecha de caducidad o cuánto tiempo puedes utilizarlo desde que lo has abierto hasta que queda en desuso.

Los protectores solares, tienen una vida útil de aproximadamente 3 años sin desprecintar.  Una vez abiertos su vida se reduce aprox. entre 6 y 12 meses.  A partir de la fecha que marca el fabricante, éstos, ya no se hacen responsables de la pérdida de eficacia ni de efectos secundarios.  También hay que tener en cuenta que estos suelen sufrir unos cambios de temperatura muy bruscos y que por ese motivo sufren mayor desgaste. Por estos motivos, no es nada recomendable guardarlos de un verano para otro.  Controla si cambia de color, olor y/o textura, es un síntoma de que puede ser ineficaz.

Las cremas hidratantes caducadas pueden producirte algún tipo de reacción alérgica como rojeces, picores y/o urticaria en tu piel.  Si tienes alguna crema rezagada y la quieres probar, hazlo primero en una zona pequeña de tu brazo.  Espera unas horas razonables, incluso un día y si no notas o ves reacción, podrías utilizarla, pero recordemos que no es recomendable.

Los maquillajes tienen una durabilidad aprox. de un año.

La máscara de pestañas aprox. de unos tres meses.

Los polvos y el colorete en polvo compacto, en cambio, caducan alrededor de los 24 meses

El lápiz delineador, 1 año.

El lápiz labial, 12 meses.

Los correctores, 8 meses.

Los productos de limpieza duran 6 meses.

Si traspasas estas fechas, puedes llegar a padecer ciertas infecciones, tener erupciones como las del acné o que tu piel cambie de color en diferentes sectores. Podría resecarse en exceso y producir eccemas o reacciones alérgicas. Cuidado también con los ojos porque pueden sufrir infecciones, inflamarse e incluso dañarse.

Si notas que padeces alguno de estos síntomas, deja de usarlo y acude al médico especialista dermatólogo, para que te indique el tratamiento a seguir.

 

Así pues, no tardes en revisar tu cosmética y aprovecha la excusa para actualizarla.

Deja un comentario