ESCOGE TU COLOR DE TINTE PERFECTO

Sabemos que escoger el color de tinte perfecto es difícil. Por eso, queremos ayudarte en la elección.

A continuación, te aconsejamos según tu tipo de piel.

 

PIEL BLANCA

Si tu tono de piel es blanco o claro estás de suerte. Estas pieles son las que admiten una gama de colores más amplia.

Los tonos rubios son por norma los que mejor te quedarán, suavizan las facciones, atenúan los defectos y nos harán ver más jóvenes, ya que proporcionan brillo y darán paso a la luz para resaltar otros puntos de la cara, al igual que los reflejos, que son los que te van a quedar más naturales.

También te favorecerán los tonos morenos, castaños y cobrizos porque no endurecen mucho los rasgos, todo dependerá del tono que elijamos.

Al igual que con los tonos rubios, a las chicas de piel clarita les favorecerá un castaño más clarito, mientras que a las chicas de piel más bronceada, mejor un castaño más oscuro. Si tu piel es más cetrina (con matices más amarillos) te sentarán genial los marrones intermedios. Si tu piel es más oscura, puedes utilizar marrones más chocolate.

 

PIEL INTERMEDIA

Para pieles intermedias, recomendamos tonos castaños y morenos claros y si tu piel es dorada y tienes los ojos claros, un tono rubio te sentará increíble.

También, unas mechas de tonos rubios y castaños endulzarán tu imagen.

Al mismo tiempo, evita los tonos caobas o rojizos porque van a acentuar los tonos rosados de tu piel.

 

PIEL MORENA

Por defecto, si tu piel es morena, los tonos que mejor te sentirán serán los marrones, caobas, chocolates y algunos reflejos rojos. Eso sí, los tonos muy rojizos los tendrás que descartar. Tampoco optes por colores negros, porque endurecen mucho y te echarán años de encima y esto no lo queremos. Los ceniza ni los mires, apagarán tu tono natural de piel.

 

Una vez utilices tinte para tu cabello, no olvides cuidarlo y mantenerlo siempre radiante de color.

Para ello, recuerda enjuagar bien el cabello e intenta hacerlo con agua caliente, ya que mantendrá y sellará el color a tu cabello.

A la hora de peinarlo, no abuses del secador, las tenacillas o la plancha, porque podrían dañar el cabello, por lo que te sugerimos que utilices después del lavabo y previamente al tratado y peinado, el Protector Térmico y Lifting Capilar HPF, que reestructurará y protegerá tu cabello, al que aportará vitalidad, brillo y combatirá el envejeciendo de tu cabello.

Si además quieres potenciar el resultado y darle brillo al color, utiliza nuestro Aceite  de Belleza Prodigiosa para el cabello.

Finalmente, no olvides cuidar tu alimentación. Una dieta sana es sinónimo de cuerpo vital y cabello espectacular.

Pasa por nuestro apartado de color y descubre nuestro tinte LIFTING COLOR